sábado, 29 de octubre de 2011

Sueños


Hoy quiero regalarte mi cielo
un sueño de amor eterno,
tejido con tela de araña,
formando un delicado velo.

Una eternidad he caminado,
buscándote amor perdido,
temiendo que te encontraras,
de algún corazón prendido.

Quiero eclipsar el sol,
sumir en la oscuridad este cielo,
que solo tus ojos brillen,
como cristales de hielo.

Moja mis labios resecos
rocío de la mañana,
riega este corazón marchito,
que sedienta tengo el alma.

Hoy te he encontrado vida mía,
pintando de lluvia tus versos,
acuarelas de poesía.


Gerardo Rivas

martes, 18 de octubre de 2011

Mendigo

x
Soy tu particular Diógenes
buscando por caminos desiertos
trozos de ti, de tu imagen,
fotos de tu vida con bordes ondulados,
recogiendo todo lo que has dejado en tu andar,
recuerdos perdidos, miradas que nunca se cruzaron,
besos deseados y no correspondidos,
suspiros que no llegaron a exhalarse,
y lágrimas que jamás fueron vertidas.

Los recuerdos que te gustan, para ti los dejo,
solo quiero los que tu desechas,
y mi alma seca como la flor entre un libro
cobra vida al mirarlos,
y tomo conciencia que en un pasado lejano,
yo dispuse del perfume que tu anhelabas.

Gerardo Rivas

sábado, 15 de octubre de 2011

Mariposa blanca


Mil años te he buscado y otros mil imaginado,
te busqué en las estrellas de plata,
mariposa de seda, mi ángel alado,
me convertí en creador de nada,
construyendo en papel de seda
lindas mariposas blancas.

Las hice de bellas formas,
con recuerdos de nuestra infancia,
todas con sus luces y sombras,
y ninguna con batir de alas.

Sin embargo llegaste a mí,
en una tarde clareada,
mi bella mariposa blanca,
mi dulce ninfa alada,
y solo por egoísmo
con dos alfileres de plata,
quise tenerte conmigo
en una cajita lacada.

Gerardo Rivas

Ilustraciones de Kiyo Murakami




martes, 4 de octubre de 2011

Sin ti


Sueño que por desamor te alejas,
dejándome herida el alma,
sangrando de amor y quejas,
negro carbón, temida calma.

Me siento como un violín
al que sus cuerdas arrancan,
terminando con su canto,
acabando con su danza.

Negro carbón, temida calma,
yerma será sin ti, mi andanza,
negra estará mi alma,
de luto y sin esperanza.


Gerardo Rivas

lunes, 3 de octubre de 2011

El ilusionista



Acudid, acercaos, venid todos
los que lloráis en soledad y silencio
los que añoráis una compañía,
que nunca traerá el viento.

Los nacidos del llanto y de la tristeza,
los que veis en la normalidad, belleza,
mendigos que os tragáis la vergüenza
de pedir una caricia, un beso de fresa.

Acercaos seres deformes, espíritus lisiados,
sí vosotros, a los que nadie mira,
los faltos de calor y ternura,
almas sin amor, corazones sin sangre.

He de deciros hermanos
que mañana al rayar el alba
podría cambiar la vida, transmutar el alma,
donde antes todo era dolor, ahora podría haber calma,
la tristeza transformarse en risa
y la soledad en compaña.

Pedid lo que es vuestro,
seguid pidiendo AMOR, con tenacidad, con rabia,
no es solo un truco, es pura magia,
no dejéis descansar nunca
al ilusionista de cartas.

Gerardo Rivas

Ilustraciones de Kiyo murakami